La viuda de Pavarotti asegura que su marido "es patrimonio de la humanidad"

Nicoletta Mantovani, viuda del tenor italiano Luciano Pavarotti, ha asegurado que su marido "es patrimonio de la humanidad", en una carta que será publicada mañana por la revista del corazón italiana "Chi". En la misiva, de la que la revista adelantó hoy algunos fragmentos, Mantovani, de 37 años, añade que la voz del tenor "ha llegado tan lejos porque que en ella estaba su alma". En la carta, la viuda explica: "Es la primera y la única vez en la que en primera persona me dirijo a los medios de comunicación para transmitir mis pensamientos". Y añade que en "las miles de cartas" que ha recibido tras la muerte de su marido, el pasado 6 de septiembre, "todos han hablado de Luciano como si fuera un amigo de la familia, quien les ha consolado en los momentos tristes, abrazado y dado coraje". Pavarotti era quien "entonando un aria tenía el poder de difundir una nueva fuerza, liberar y crear esperanza", afirma Mantovani. La revista "Chi" publicó la semana pasada que la viuda del tenor padece esclerosis múltiple y que desde hace dos años viaja una vez al mes a un centro especializado de Nueva York. "Chi" aseguró que el tratamiento es muy caro y que ello "explica la generosa herencia que el tenor ha dejado a su viuda y que ha levantado tantas habladurías". Por otra parte, otra revista del corazón, "Diva e Donna", publicará mañana las declaraciones de una amiga cercana a la pareja, Anna Cataldi, en las que afirma que Nicoletta y Luciano querían tener otro hijo. Según Cataldi, hace tres años Nicoletta intentó dar otro hijo a Luciano a través de la inseminación artificial y, "aunque su enfermedad avanzaba, quiso intentarlo ya que le gustan mucho los niños". La viuda de Pavarotti "permaneció en reposo durante mucho tiempo, como hizo durante el embarazo de Alice, pero no logró quedarse embarazada", asegura la amiga de la pareja. Mantovani reconoció el pasado sábado en una entrevista en un programa del canal de la televisión pública italiana RAI3 que "padece esclerosis desde los 13 años" y que "no hay nada de qué avergonzarse". Su amiga Cataldi explica a "Diva e Donna" que su enfermedad continúa y que "ya le está dando grandes problemas: se cansa al caminar y tiene problemas en los ojos". En la entrevista que concedió a RAI3, la viuda afirmó que "no tiene ningún tipo de desacuerdo" con las otras tres hijas de Pavarotti en relación a la herencia. La viuda del tenor explicó que la voluntad de su marido era que hubiera concordia entre ella y sus hijas y señaló que aceptó la entrevista por la pequeña Alice, de 4 años, "para que entienda cómo eran sus padres". "Me pintan como a una persona que ha lavado el cerebro a su marido y no creo que sea algo agradable de leer para una hija, además son cosas totalmente infundadas", declaró Mantovani al programa de televisión.