A este alicantino, nacido el 13 de septiembre de 1976, una nota de corte de selectividad se le cruzó en el camino y truncó, para fortuna de sus fans, su carrera de veterinario. Después quiso ser bombero, pero el gusanillo de la interpretación fue más fuerte.

Alejandro Tous estudió interpretación en el Taller de la Universidad de Alicante al tiempo que realizaba trabajos como camarero con sus padres, que tenían un negocio hotelero.

Sin embargo, a pesar de que su gran salto a la fama le ha venido de la mano del mujeriego y seductor Álvaro Aguilar, protagonista de Yo soy Bea junto a Ruth Núñez, Alejandro tiene una dilatada carrera en el mundo de la interpretación. El alicantino ha participado en diversos capítulos de series tan exitosas como “Hospital Central“,“Un paso adelante“, “Los Serrano“, “Mis adorables vecinos”, “Lobos” o “Siete vidas”. Además, ha sido imagen de diferentes campañas publicitarias, así como secundario en películas de la talla de “Tiempos de azúcar”, “Son de mar”, “Hable con ella”, “Los fantasmas de Goya” o “Spinnin”, o actor teatral en “Con cara de gol en contra”, “Macbeth” o “La barraca”, entre otras muchas.

Alejandro Tous, lejos del perfil de rompecorazones y amante impenitente de mil y una modelos que caracteriza a Don Álvaro, ha declarado en más de una ocasión que en la vida real no es así, que le cuesta mucho enamorarse y que prefiere a las mujeres reales, sencillas, de carne y hueso.

Aunque siempre muy celoso de su vida privada, al actor de 32 años se le han atribuido relaciones sentimentales con Marta López, ex Gran Hermana, con la televisiva Marta Torné, y hasta ha habido quien ha llevado la historia de amor de Yo soy Bea a la vida real, relacionando a Alejandro con su compañera de reparto Ruth Núñez, hecho que el alicantino ha negado en rotundo.

En cuanto a quién es Alejandro Tous y quién se esconde tras su personaje de Álvaro en la ficción, afirma que en lo primero que se fija en una mujer es en los ojos; que su comida favorita son los canelones de carne de su madre; que su libro preferido es “Platero y yo”, de Juan Ramón Jiménez; su película de culto “Closer”, con Natalie Portman y Julia Roberts; y que si tiene que elegir un disco, se queda con “El tren de los momentos”, de Alejandro Sanz.

Guapo, sencillo, sensible, con los pies en el suelo… Parece que Alejandro es para muchas el hombre perfecto, de ahí que se haya colado en todas las listas de hombres más atractivos del panorama televisivo.