El futbolista David Beckham, que juega actualmente en Los Ángeles Galaxy, provocó este fin de semana el desmayo de una admiradora tras recibir un beso del inglés, en una fiesta previa a los premios “Grammy.

Según la versión digital de la revista "People", especializada en el mundo del espectáculo, mientras que Victoria, la Spice Girl y esposa de David, gozaba de los desfiles en la Semana de la Moda de Nueva York, muchas mujeres aprovecharon la oportunidad y salieron en busca de su marido, considerado por muchas un "sex symbol".

David Beckham se divirtió este fin de semana en una fiesta previa a los premios "Grammy", organizada por el rapero y productor estadounidense Jermaine Dupri en el Hollywood Club Central.

"Beckham llegó sobre la una de la madrugada", explicó un testigo a "People". "Se lo pasó en grande en la fiesta estando con Jermaine y hablando con Janet (Jackson), dijo.
 
En algún momento de la fiesta, una admiradora se acercó al futbolista, quien le dio beso en la mejilla. Tras el gesto de Beckham, a la joven le comenzaron literalmente a temblar las rodillas y se desmayó.

David Beckham reaccionó como si eso le pasara todos los días y pidió un vaso de agua para la joven fan.

"Se recuperará" dijo, según un testigo.