¿Cómo hablar de sexo con nuestros hijos?

  • A dialogar se aprende, y para aprender a hablar, hay que saber a escuchar. Pero también hay que saber respetar los silencios de los hijos. Sin embargo, ante una situación donde el padre o la madre sienten la necesidad de comentar algo, deben hacerlo.

Es más, si no lo hicieran y existiera algún problema que debe ser comentado, a lo único que habrán aprendido estos jóvenes es a hacer ’como que no vemos’ las situaciones conflictivas.

Por otra parte, los padres deben comentar a sus hijos lo que les parezca importante que los chicos sepan, y no para obtener a cambio información de los hijos. Porque, si lo hicieran como moneda de cambio, lo único que lograrían es que el adolescente estuviese más pendiente de lo que le iban a preguntar que de lo que le estuvieran contando.

Sin embargo, cuando uno sabe que no le van a insistir, que le van a respetar el silencio, es cuando empieza a escuchar de verdad.