Llega el domingo y es hora de preparar un menú divertido. De primer plato, sopa blanca fría con puerros y almendras, una combinación refrescante y sana para empezar el menú. De segundo, pollo y pavo con ensalada, un plato sabroso para los peores días de calor. Por último, deleita a los más golosos con un postre frío de albaricoques, un helado casero con fruta de temporada.

 


PARA ORGANIZARTE MEJOR...

• Recuerda que en verano cualquier menú debe contar con la presencia de líquidos (cremas, gazpachos...) verduras y frutas. Para postre, ten preparada una macedonia de frutas de temporada en la nevera.

• Prepara unas pulguitas con tortilla de patatas, jamón, queso... Envuélvelas en papel (no en plástico) bien cerradas.

Para la comida, ten previsto un vino tinto joven y un rosado o un blanco. Mantén los rosados y blancos a 5º C y el tinto a 15º C. Aunque utilices vasos de papel para el agua, para el vino no lo dudes y pon copas de cristal. No olvides tampoco el agua fresca.

• Además de los refrescos clásicos, puedes tener hecha una limonada o una naranjada caseras y frescas.

• Los amantes del café no perdonan, así que debes tener preparada una bandeja con las tazas, el azúcar, el edulcorante y una jarra termo con café.

• Si quieres agasajar con un café especial para terminar, añade al café solo, recién hecho, leche caliente batida con el aparato para hacer espuma para “capuccinos” (muy práctico para estas ocasiones) y nata montada. Finalmente espolvoréalo con canela y un poco de cacao en polvo.