Laurel

  • El laurel es muy utilizado en los guisos como el cocido o el estofado y su sabor es discreto pero duradero.

Descripción:
Hojas secas de color verde claro (fueron oscuras y brillantes en la rama), del tamaño de un dedo. Tiene un sabor y un olor fino pero persistente.

Cómo se usa:
Siempre secas, enteras o troceadas, se utiliza en platos cocinados a fuego lento. Añadir al principio y retirar antes de servir, puesto que su digestión es muy difícil.

Cómo se conserva:
Quienes tengan un jardín, pueden plantar un laurel y desecar su propia cosecha, pues es un árbol bellísimo, siempre verde y brillante. En el especiero se pueden guardar las hojas en una bolsa de plástico de cierre hermético o envueltas en papel grueso.

Con qué platos combina:
Legumbres (lentejas), pescado azul asado o cocido, carnes, sopas, salsas, escabeches, estofados y caldos.

Otros usos:
El laurel era el símbolo de los vencedores en la antigüedad. Los campeones olímpicos de la antigua Grecia y los emperadores romanos lucían coronas de laurel en señal de triunfo.