Receta: Manitas de cerdo con salsa de pimientos y tomates (para 4 personas)

  • Comentarios

Manitas de cerdo con salsa de pimientos y tomates (para 4 personas)

Ingredientes

Imprimir
  • 4 manitas de cerdo
  • un diente de ajo
  • 100 g de carne picada
  • aceite de oliva
  • na lonchita de jamón serrano
  • sal
  • 2 cebollas medianas
  • 2 huevos
  • 4 pimientos del piquillo
  • harina
  • 4 tomates rojos y muy maduros
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • 1/2 vasito de vino blanco

Instrucciones

Imprimir


Limpia las manitas de cerdo muy bien, eliminando los pelillos con ayuda de una cuchilla de afeitar y quemando los restos. Lávalas con agua fría. Córtalas por la mitad a lo largo o pídele al carnicero que lo haga. Une las dos mitades correspondientes y átalas con un bramante. Ponlas a cocer en abundante agua con sal hasta que estén muy tiernas. Cuando se hayan templado, desbrídalas y deshuésalas con cuidado de no romperlas. Reserva una taza de agua de cocción y prepara el relleno. Pon en una sartén media cebolla muy picadita con dos cucharadas de aceite, la carne picada y el jamón, también muy picadito. Saltea todos los ingredientes hasta que la carne cambie de color. Distribuye el relleno por encima de las cuatro mitades y cúbrelas con su mitad correspondiente. Después, ata las manitas con el bramante. A continuación, pásalas por harina y huevo batido y dóralas en abudante aceite de oliva caliente. Ve pasándolas a una cazuela. Pon en una sartén seis cucharadas de aceite de oliva, el resto de la cebolla cortada en trocitos y el diente de ajo prensado. Pela los tomates, córtalos en trozos y añádelos a la sartén. Sazona con sal, tapa la sartén y deja que se vayan haciendo, removiendo de vez en cuando, durante 20 minutos. A continuación, agrega el azúcar, remueve y deja cocer hasta que la salsa quede en su grasa. Entonces, viértela sobre las manitas de cerdo. Añade los pimientos rojos cortados en tiras y el agua que habías reservado de la cocción de las manitas. Ponlo a cocer a fuego muy suave durante 10 minutos, contando desde que rompa el hervor. Durantes este tiempo tienes que mover la cazuela, casi constantemente, para evitar que se pegue. Cuando falten cinco minutos, vierte el vino blanco. Saca las manitas de la cazuela y colócalas en una fuente. Quita con mucho cuidado el bramante y vierte la salsa sobre ellas. Sírvelo inmediatamente.

  • Compartir
  • Imprimir

Herramientas

  • Compartir
  • Imprimir