Receta: Potaje de vigilia con huevos escalfados (para 4 personas)

  • Comentarios

Potaje de vigilia con huevos escalfados (para 4 personas)

Ingredientes

Imprimir
  • 300 g de garbanzos
  • 300 g de espinacas congeladas
  • 300 g de patatas y 4 huevos
  • 3 rebanadas de pan y 1 diente de ajo

Instrucciones

Imprimir


La víspera debes poner en remojo los garbanzos en abundante agua fría. Al día siguiente, retira el agua de los garbanzos y ponlos en una cazuela amplia con abundante agua y sal. Cuécelos hasta que estén tiernos. Cuando estén casi hechos, agrégales las espinacas ya descongeladas y las patatas peladas y cortadas en dados. Mantén la cocción hasta que las patatas estén tiernas; es decir, unos 12 minutos. Pon en una sartén el vaso de aceite de oliva y el diente de ajo entero y pelado. Caliéntalo todo a fuego suave, para que el ajo se ablande pero no se queme. Cuando esté en su punto, sácalo y colócalo en el mortero. A continuación, fríe en el aceite que ha quedado las rebanadas de pan finas. Después, retíralas y colócalas en el mortero con el diente de ajo. Machácalo todo con el almírez hasta hacer una pasta muy fina y vierte la mezcla y el aceite de la sartén en el guiso. Rectifica el punto de sal. Cuece el potaje a fuego suave hasta que el caldo esté trabado pero ligero. Unos minutos antes de servirlo, casca cuatro huevos encima del guiso; deben cuajarse sin que se rompan. Para servirlo es preferible que saques los huevos y coloques cada uno de ellos en un plato hondo. Debes servir con cuidado el potaje, sin que se rompan los huevos.

  • Compartir
  • Imprimir

Herramientas

  • Compartir
  • Imprimir