Olvídate de los sabores e ingredientes tradicionales para tus helados y deleita a los más golosos de la casa con un postre diferente. Te proponemos cuatro originales recetas: de higos verdes, de crema de café, de zanahorias y de pétalos de flores. Utiliza tu imaginación para prepararlos. Resultarán irresistibles.

Si no tienes heladora, es importante que evites que las cremas se conviertan en bloques de hielo al introducirlos en el congelador. Para lograrlo, habrá que batirlos bien, romper los cristales que se formen y congelar de nuevo . Elige un recipiente especial para congelación y sigue estas pautas:

• Cuando haya transcurrido una hora desde que metiste el helado en el congelador, debes sacarlo y batirlo con un tenedor, recogiendo bien toda la parte helada de los bordes y volviéndola a poner en el centro.

• A continuación, tapa el helado con papel transparente e introdúcelo nuevamente en el congelador.

• Pasados 45 minutos, sácalo otra vez y vuelve a batirlo de la misma forma. No olvides taparlo antes de introducirlo de nuevo en el congelador, para evitar la escarcha.

• Debes repetir este mismo proceso de batido y congelación dos veces más, estableciendo un periodo de tiempo entre uno y otro de 45 min.

• Para que esté perfecto, es importante que cuando vayas a servir el helado, lo mantengas a temperatura ambiente unos 15 minutos.

HELADERAS

1.Versátil. Un robot con numerosas funciones y velocidades, que garantizan un óptimo resultado y es muy fácil de limpiar. Bosch (desde 355 €).

2. Funcional. De sencillo manejo, tiene capacidad para 1,6 litros. Krups (59 €).

3. Especial para niños. Modelo de la serie Disney, prepara también yogures y sorbetes. Ariete (65 €).