Son un lujo para la cocina, que realzan cualquier receta. Te proponemos tres exquisitas recetas con aceite de oliva: ensalada de queso y tapenade, sardinas fritas maceradas en aceite, salsas y un exótico bollo de pan de aceite con aceitunas relllenas. Su sabor sorprenderá a tu paladar.

EN TODAS LAS SALSAS

• Mayonesa y variantes:
es la clásica mezcla de huevos, aceite, vinagre (o limón) y sal. Si a esta mayonesa le añades alcaparras y cebolla trituradas, lograrás una salsa tártara, mientras que si le incorporas una clara de huevo batido a punto de nieve fuerte conseguirás hacer una muselina.

• Alioli: para hacerla, debes machacar en el mortero al menos cuatro dientes de ajo con sal para formar una pasta y luego ir añadiendo aceite a gotas, hasta que ligue. También se puede elaborar en la batidora, triturando los ajos, la sal y un poco de aceite e ir vertiendo poco a poco más aceite. Existe otra versión, más sencilla, pero más alejada de la fórmula original: simplemente hay que añadir dos dientes de ajo a una mayonesa hecha previamente.

• Vinagreta: necesitas cuatro partes de aceite, una de vinagre y sal. A esta mezcla puedes agregarle una cebolleta, un huevo cocido, perejil y un pimiento verde y otro rojo, todo muy picado. Hay muchas formas de hacerla, con más o menos ingredientes, según los gustos.

• Allada: perfecta para servir sobre pescado o verduras cocidas. Basta con dorar unas láminas de ajo en aceite caliente, añadir pimentón y unas gotas de vinagre y dejar que todo hierva junto unos minutos.