Receta: La sal como utensilio, el queso como aliciente

  • Comentarios

La sal como utensilio, el queso como aliciente

Ingredientes

Imprimir
Una lubina grande 2 kg de sal gorda150 g de queso de Cabrales6 cucharadas de leche4 cebollitas francesas3 cucharadas de aceite de oliva y sal

Instrucciones

Imprimir


Compra una lubina grande sin limpiar. Elige una fuente de horno donde quepa el pescado entero y pon un kilo de sal gorda humedecida cubriendo todo el fondo.Coloca la lubina encima y cúbrela con el otro kilo de sal. Aprieta bien esa nueva capa, que también deberás haber humedecido, para que quede bien tapada la lubina. Mete la fuente al horno a una temperatura de 220oC durante 50 minutos.Pon en una sartén el aceite y las cebollitas muy picadas y sazonadas con sal. Sofríelas a fuego muy suave y, cuando estén transparentes, agrega el queso de Cabrales desmenuzado. Remuévelo todo con unas varillas hasta que se deshaga el queso.Después, agrega la leche poco a poco, sin dejar de remover, hasta que quede una mezcla espesa y trabada. Retira la salsa del fuego, agrégale dos yemas de huevo y remuévela rápidamente. Sírvela en la salsera.Presenta la lubina en la fuente; ábrela y sírvela delante de los comensales. Calcula un lomo por persona.

  • Compartir
  • Imprimir

Herramientas

  • Compartir
  • Imprimir