Al final de un camino de mulas, una inmensa palmera, recta como un tótem, recibe al visitante. Este símbolo de prosperidad en la isla de Ibiza protege Can Jamón del Calvario. A su alrededor, 40 hectáreas de algarrobos, almendros, sabinas e higueras. Víctor Espósito, su propietario, eligió Ibiza por su luz, aquella cuya blancura deslumbra incluso en la sombra. El flechazo fue instantáneo: “Cuando vi la casa, blanca y tan abandonada, visualicé la unión entre el pasado y el futuro. Quise levantarla para que dominara nuevamente este paisaje, pero con un estilo más contemporáneo”.

Espósito, un italiano de Marsella, quiso hacer una casa familiar, en línea con la tradición más mediterránea. Para ello, contó con su amigo y arquitecto, Pascal Cheikh Djavadi, y con la ayuda de otro incondicional de la isla, José Luis Sert. La reforma de la finca se inscribe “dentro de la búsqueda de la sencillez, adaptada al lugar”.

Sus 400 m2 se arremolinan alrededor de la parte antigua, convertida en entrada, y descienden en escalera hasta la última habitación, que se abre en una terraza. Los arcos de la estructura son una réplica exacta de los de la iglesia del pueblo de San Rafael, conservando sus medidas y proporciones. “En las habitaciones, optamos por aberturas muy estrechas, evocando los espacios de antes. Por el contrario, en todas las demás domina la luz”.

Otro rasgo que define esta casa es la recuperación de objetos y materiales, que reproducen el espíritu de la isla. Así, las vigas de la entrada son de la iglesia de la localidad de San Miguel, los techos se trataron como antiguamente, con algas, y las baldosas de la cocina se rescataron de una ruina. Junto a ellos, conviven recuerdos que Víctor ha traído de sus viajes, como la era de trilla de Portugal o las mantas de cabra de Turquía. Todo unido con guiños a la modernidad, entre los que destacan el suelo de cemento alisado, los toques de color, que rompen la neutralidad del blanco, o las piezas de acero.

MIS TIENDAS EN IBIZA

• Para muebles actuales y de diseño, La Maison de L’Elephant. “No sólo es la tienda de interiorismo más completa de la isla. Las mejores firmas del mundo en muebles están presentes en este gran espacio. Además, desde que abrieron un segunda nave, lo mejor en mobiliario lo tenemos aquí”. Carretera San Antonio, 3. Telf.: 971 19 07 77.

• Los complementos y las cosas para la cocina, en La Oca. “Ofrecen una oferta muy acertada en este tipo de artículos. Además, trabajan con marcas muy actuales y con buenos precios”. C/ Castilla, 33. Telf.: 902 01 20 15.

• Tejidos, cortinas, cojines... en K. A. internacional. ”Sus telas para cortinas y tapizados están muy en línea con la decoración predominante en la casa. Son propuestas actuales y muy jóvenes”. C/ Ignacio Wallis, 17. Telf.: 971 30 24 25.