Ropa y complementos

CUIDADOS ESPECIALES

45. Terciopelo sin arrugas. Los días de humedad, cuélgalo en la terraza , quedará perfecto y liso.
46. Plumas limpias. Para que el relleno de anoraks y plumíferos no se apelmace, mete una pelota de tenis en la lavadora.
47. Roces en el ante. Evitarás esos billos si lo frotas suavemente con papel de lija muy fino.
48. Pelusas fuera. Ponte un guante de látex y mójalo con un poco de agua. Pásalo por la prenda, lo arrastrará con facilidad.
49. Sin bolitas. Si quieres que a tus jerséis nuevos no les salgan bolitas, introdúcelos 24 horas en el congelador envueltos en bolsas de plástico.
50. Negro intenso. Conserva el color de tu lencería añadiendo un poco de cerveza al agua del aclarado.
51. Guantes de piel. Se conservarán como nuevos si de vez en cuando espolvoreas en su interior polvos de talco.
52. Raso con falta de brillo. Recupéralo sumergiendo las prendas en un litro de agua con una cucharadita de azúcar.
53. Gel en vez de detergente. Las prendas delicadas puedes lavarlas con gel de ducha.

ADIÓS A LA SUCIEDAD

54. Grasa persistente. Échale un poco de lavavajillas y mete la prenda en la lavadora.
55. Chicle pegado. Quítalo fácilmente pasando sobre él un cubito de hielo.
56. Tinta de boli. Desaparece si las sumerges durante un rato en leche y lavas la prenda a continuación.
57. Restos de óxido. Elimínalos con unas gotas de zumo de limón y luego lava a mano.
58. Chocolate. Desaparecen cuando las frotas con una mezcla de agua del grifo y agua oxigenada a partes iguales.
59. Vino en la ropa. Sumerge la zona manchada en agua con un poco de amoníaco.
60. Maquillaje. Para eliminarlas, aplica agua y amoníaco antes de lavarlos.
61. Demasiada plancha. Si ha dejado una mancha amarilla sobre la ropa, pasa media cebolla y recuperará su color.
62. Lejía. Si ha caído en tu ropa, neutralízala con un chorro de alcohol.
63. Encajes. Mételos en la funda de una almohada cuando los laves a máquina.

CÓMO ALMACENARLOS

64. Humedad. Para evitar que se estropee la ropa guardada, coloca saquitos de tela con granos de arroz.
65. Zapatos inodoros. Evita olores poniendo bicarbonato en su interior.
66. Clavo contra polillas. Ahuyentalas sin naftalina: pon un clavo de olor entre las prendas.
67. Revisión de medias. Conserva sólo medias y calcetines emparejados y en buen estado.
68. Prendas de hilo. Envueltas en papel de seda no amarillean.
69. Cajones. Coloca en ellos una pastilla de jabón con tu aroma preferido para perfumar ligeramente.
70. Pieles frescas. La ropa de piel se conserva mejor en bolsas de tela, en lugar de plástico.