Carla Bruni: "Ser primera dama no te cambia la vida"

La cantante y modelo que, de la noche a la mañana, se convirtió en primera dama de Francia al casarse con Nicolas Sarkozy, ha decidido hablar a corazón abierto de sus hijos, su marido, su vida pública e, incluso, de su próximo disco.

Tras su reciente salida del palacio del Elíseo, Carla Bruni se ha sincerado en una de sus escasisísimas entrevistas: "La vida, la muerte hacen que cambies. Ser esposa del jefe de Estado no supone un cambio profundo. Aparte de lo que ha cambiado mi entorno personal, mi carácter no ha cambiado particularmente. Es la vida la que se encarga de cambiarnos, y si no cambiamos envejecemos sin madurar, y eso es muy triste" asegura la modelo nacida en Turín (Italia) hace 44 años.

Carla Bruni hace gala, entre las páginas del número de junio de Elle, de una personalidad firme y decidida. La esposa del antiguo presidente de la República Francesa ofrece todas las pistas acerca de por dónde podría encaminarse su nueva etapa vital: tiene previsto sacar el disco que tantos años lleva retrasando.

"No he podido sacar el disco porque me quedé embarazada. No sé cómo hubiera podido hacer la promoción con un bebé y mi marido en plena campaña electoral. Ahora el álbum puede salir con total libertad sin ser examinado a través de un prisma político", confiesa la intérprete de 'Quelqu'un m'a dit".

En el plano personal, Carla Bruni asegura que tiene una relación envidiable con su marido y padre de su hija Giulia. "Mi marido (Sarkozy) y yo hablamos de todo, tenemos un vínculo muy sólido y, por lo tanto, nos influimos mutuamente", concluye la ex-primera dama francesa.