Las Guerreras del balonmano consiguen otra plata en el Europeo de Hungría y Croacia

  • El balonmano femenino español vuelve a lograr una gesta y se cuelga la medalla de plata en una final en la que plantaron cara a Noruega, máxima potencia.

Cuando parece que no se pueden superar más, siempre hay capacidad para la sorpresa. No ganan millonadas y, en muchos de los casos, han tenido que emigrar a otras ligas europeas para cobrar la nómina a final de mes. El balonmano español, máxime el femenino, vive inmerso en una profunda crisis económica que ha provocado que los grandes nombres crucen nuestras fronteras.

Pero, para nuestra satisfacción, el compromiso con la Selección nacional sigue intacto. Y la crisis ha sido solo económica, porque el talento y la garra siguen siendo la seña de identidad de las chicas que dirige Jorge Dueñas, galardondo con el Premio al Compromiso Masculino entregado por los lectores de 'Mujer hoy' en 2012.

Fue justo en ese año cuando comenzó a conocerse a este grupo de mujeres como las Guerreras Olímpicas. Una vez pasados los Juegos de Londres, perdieron la 'coletilla' para ser, simplemente, las Guerreras.

Campeonato tras campeonato demuestran que el apelativo les viene al pelo. Ayer, en una demostración de pundonor, aguantaron a la máxima potencia de este deporte, Noruega, durante 40 de los 60 minutos del partido. Al final, las Mangué, Navarro, Pinedo y compañía se colgaron una plata que nos sabe a oro.

Una medalla que, de nuevo, anoche pasó inadvertida para los espacios deportivos de los informativos de televisión. Porque, una vez más, el dinero se antepone a las gestas y las hazañas de una gente que suda la gota gorda para representar a nuestro deporte a nivel internacional, queda en un segundo plano para los medios de comunicación.

¿Hasta cuándo? ¿Qué más tienen que hacer?

De momento, celebrar esta medalla de plata en el Europeo disputado en Hungría y Croacia. Después, regresar a sus respectivas ligas. Y, por último, seguir teniendo el mismo compromiso que hasta ahora. Algunos sí que lo agradecemos.