Lily James: "En la nueva temporada de 'Downton Abbey' hay un sentimiento de vivir la vida al máximo"

  • Lily James es una de las frescas y nuevas incorporaciones de la tercera temporada de 'Downton Abbey' (ya a la venta en DVD en España). La actriz, que pronto estará en boca de todos por su papel protagonista en la próxima 'Cenicienta' de Disney (le quitó el papel a Emma Watson, entre otras); habla con nosotros de su papel en la exitosa serie. En ella interpreta a la díscola Lady Rose MacClare, prima de la familia Crawley y un foco de inestabilidad para las rígidas normas de la casa...

- 'Downton Abbey' ha cambiado desde la última vez que lo pudimos ver... ¿Cómo lo encontramos al principio de la cuarta temporada?

- Obviamente hay sentimiento sombrío, melancólico; porque Matthew Crawley ha muerto, así que hay grandes cambios en la casa. Mi personaje (Lady Rose MacClare) se ha mudado allí. Pero aparte de esa atmósfera pesada, hay un poco de luz y alegría en el primer episodio. La serie se ha adelantado en el tiempo, así que ahora estamos en los años 20 y Lady Edith (Laura Carmichael) está excitada con ello. Está explorando el mundo y creo que puedes percibir esa sensación de cambio.

- A través de las primeras tres temporadas, hemos visto al Conde Grantham, Robert Crawley; luchando contra los cambios que conlleva el paso del tiempo. Uno siente que esta era pertenece a la generación de Lady Rose...

- Sí, yo también lo creo. La gente joven intenta abrirse paso y la vieja generación de Robert, que vivió el tiempo de preguerras, se está echando a un lado. Todas aquellas reglas sin sentido y los límites de la sociedad se ven ahora equivocadas, porque las mujeres fueron tan activas durante la guerra que lo cambiaron todo. Creo que hay un sentimiento de vivir la vida al máximo, porque todo puede cambiar, y creo que la juventud lo ha interiorizado.

- Siempre se compara la serie con cómo se vive hoy en día... ¿El contraste en la forma en que se vivía entonces le sorprende?

- Creo que ahora la aristocracia y aquella forma de vida –la casa enorme con los sirvientes– es realmente fascinante. Creo que se beneficiaban mutuamente. Creaban puestos de trabajo. Pero, al mismo tiempo, parece algo bizarro que pudiera haber gente que viviera en aquellas enormes casas mientra todo el mundo está sufriendo. Era el sistema de clases, el cuál todavía tenemos hoy en día. Pero viéndolo tan exagerado entonces, creo que explica muy bien la manera en la que vivimos hoy en día. Creo que la belleza de ello es que las relaciones traspasan fronteras entre escaleras arriba y abajo. A mi personaje, Rose, no le importan realmente esos límites. Es una 'snob', pero estaría encantada de pasar el rato con Anna, (la criada a la que da vida Joanne Froggatt).

- ¿Cómo se asienta Rose en la casa?

- Mi personaje es muy muy feliz de estar allí y estar lejos de su madre, porque era una relación realmente destructiva. Al mismo tiempo es una época difícil en la casa, y creo que Rose lucha por encajar allí. Esto es así porque, en el primer episodio, ella intenta ayudar a encontrar una nueva criada para Cora, así que creo que está intentando hacerse amiga de cualquiera que viva en la casa.

- Parece destinada a crear fricción…

- Lo sé, creo que es la historia de la vida de Rose. Ella tiene buenas intenciones, ¡pero acaba provocando el caos!

- ¿Cómo ha sido incorporarse al reparto de 'Downton Abbey'? Está tan bien encajado...

- Todo el mundo ha sido tan acogedor... Son realmente generosos y divertidos. He hecho verdaderos buenos amigos con todos. Trabajamos juntos seis meses y estos chicos llevan haciéndolo desde hace cuatro años. Me siento un poco más relajada ahora, aunque el primer día estaba realmente nerviosa. Es como el primer día en un colegio nuevo, es simplemente aterrador. Y además, trabajar con estos actores que tanto he admirado y respetado toda mi vida... Fue un poquito abrumador al principio, pero ahora me siento tan agradecida y siento que he aprendido un montón como actriz observándoles. Si estoy en una larga y gran secuencia de una cena y noto que mi atención se va después de un día entero, sólo tengo que mirar a Maggie Smith (la Duquesa de Dowager, Violet Crawley) y a Hugh Bonneville (Robert Crawley); porque son los más grandes.

- ¿Ha tenido muchas escenas con Maggie?

- Ojalá hubiera tenido más, para ser honesta... ¡Es como un dios! Creo que es un genio y una de las grandes actrices de siempre, así que cada momento que tengo con ella lo atesoro. Es hipnotizante verla. Es tan real que no sé como lo hace.

- Imagino que la Duquesa de Dowager tendrá una mala opinión de algunas de tus costumbres…

- ¡Sí! Rose tiene un peligroso estilo de vida. Creo que la Duquesa intenta mantener todo bajo secreto, creo. Es muy reservada, porque tiene que serlo. Así que en ese sentido, ella intenta no detenerla.

- ¿Es muy diferente la experiencia de rodar 'Downton Abbey' en contraste con una película?

- Es divertido, porque lo haces durante tanto tiempo que empiezas realmente a conocer a tu personaje. Los guiones llegan muy rápido y te dan una semana para prepararte, te sientes como en casa con tu personaje. Siento que podría rodar sólo con mis guiones e historias. Es realmente reconfortante.

- La serie lleva seis meses de rodaje a lo largo de un año…. ¿Estabas preocupada cuando te diste cuenta que podías estar en 'Downton Abbey' varios años?

- No, estaba más en plan '¿Voy a estar en 'Downton Abbey'? ¡Oh dios mío!' No era una preocupación para mí. Creo que hay que considerar las cosas de otra manera porque sólo tengo 24 años, así que tres años, para mí, no es mucho tiempo. Todavía estoy aprendiendo. Pero lo que me da miedo es que estoy aprendiendo en una serie como 'Downton Abbey', donde mis errores son, obviamente... ¡Vistos por el mundo entero! Pero he confiado en mí misma. Tienes a grandes directores, grandes productores y grandes actores para trabajar, así que estoy bastante segura.