La primera dama de EE.UU., Michelle Obama, ha visitado junto con las esposas de los mandatarios que participan en la cumbre de la OTAN un centro juvenil de Chicago en el que disfrutaron de ritmos como el gospel y el hip-hop.

Entre las invitadas se encontraba ValerieTrierweiler, que se estrena con este viaje a Estados Unidos en su primer compromiso internacional como pareja del nuevo presidente francés, François Holande. Con el estilo sobrio y formal que la caracteriza, optó por un vestido de tejido vaporoso en color gris con topos, media manga y escote cruzado.

Las primeras damas vieron las actuaciones de un grupo gospel, bailaron a ritmo de hip-hop y se elaboró una muestra culinaria que degustaron las invitadas.

Tras la diversión, las esposas de los mandatarios fueron agasajadas con un almuerzo preparado por el chef Paul Kahan y alumnos de restauración en el que no faltó una ensalada con garbanzos y prosciutto (jamón italiano) y para concluir, un pastel de limón con aceite de oliva.