Más de 4 millones de espectadores siguieron anoche la entrevista de Bertín Osborne, que establece el récord histórico de audiencia de 'El Hormiguero'.

Bertín Osborne está viviendo un momento tan dulce en la televisión que se ha convertido en una especie de Rey Midas de la pequeña pantalla. Su 'En la tuya o en la mía' cosecha, semana a semana, datos por los que TVE decidió hace un par de semanas renovar su espacio.

Anoche no fue en su espacio, sino en 'El Hormiguero', donde más de 4 millones de espectadores establecieron el nuevo récord de audiencia histórico para el programa presentado por Pablo Motos.

El techo de audiencia lo había establecido hace unos meses Isabel Preysler, consiguiendo que siguieran su aparición algo más de 3.800.000 espectadores. 

Además de hablar del éxito de su programa de entrevistas, se atrevió a cantar 'New York, New York' a dúo con Motos. Antes, se había pronunciado sobre el comportamiento de Justin Bieber cuando visitó el mismo plató en el que él se encontraba: "A Justin le daba un soplamocos, que decía mi madre".

Y relató el incidente que tuvo en su juventud con Joan Manuel Serrat, con quien acabó a puñetazos por una chica:  "Hubo unos años de mi vida en los que era un animal peligroso. Estaba en una discoteca con una chavalita muy mona. Pasó por delante de la mesa en la que estaba Joan Manuel.. y luego ella volvió descompuesta".