Playas privadas, proyecciones, hoteles, spa... Unas minivacaciones a todo tren. Si vas a Cannes, no dejes pasar la oportunidad de conocer estos lujosos y únicos lugares, después de una semana, te sentirás totalmente nueva.

Además, si eres amante del póker, podrás disfrutar de una partidda mientras ves un espectáculo en directo. Es el mejor broche final para tus vacaciones.