Un 47 por ciento de los españoles elige los chiringuitos como uno de sus lugares preferidos para acudir en verano, junto con los bares con terraza (que eligen el 75 por ciento) y el bar de la piscina de verano (31 por ciento), según los datos 'BARómetro del verano', realizado por Quota Research para Cerveceros de España a Quota.

Concretamente, el chiringuito es el bar más elegido por los valencianos, andaluces y catalanes, siendo las terrazas las preferidas por extremeños y vascos. Mientras, los asturianos, los vascos, los extremeños y los gallegos son los que acuden con más asiduidad a los bares este verano.

El estudio revela que la mayoría de los españoles elige los chiringuitos y los establecimientos con terraza porque prefiere disfrutar al aire libre, en un 60% de los casos, por estar más fresco (54%) y por ser un buen sitio para reunirse con los amigos (48%).

Igualmente, la encuesta pone de manifiesto que la frecuencia con la que acuden los españoles a estos establecimientos aumenta en verano, ya que el 67% de los encuestados confirma que suele ir entre 2 y 4 veces por semana, mientras que el resto del año suelen disminuir esta asiduidad y van entre 1 o 2 veces (40 por ciento).

En cuanto a las bebidas, un 64% señala la cerveza como su preferida en los bares. Así, el director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla Marañón, ha puntualizado que es la bebida más consumida en todas las comunidades autónomas sin ninguna diferencia "significativa" entre ellas.

Respecto a la compañía, un 76% elige a los amigos y un 71% suele tomar algo de comer con la bebida, siendo las más comunes las aceitunas, la tortilla y los frutos secos. Marañón ha destacado la "importancia" de la cerveza para la economía nacional ya que se realiza con la cebada española, los envases que se utilizan son reutilizables y de ella depende el 1,1 por ciento del PIB.

Por otro lado, el director general detalla que la cerveza "está aguantando bien la crisis" pese a que el año pasado su consumo bajó un 4,6 por ciento. Sin embargo, afirma que este verano la gente "no está renunciando al placer de beber cerveza".