Viajes

"Allí empiezas a entender la razón de vivir, es una lección continua

"Allí empiezas a entender la razón de vivir, es una lección continua

Nuria, ingeniera aeronáutica, casada y con dos hijos adolescentes, abandonó un día el trabajo al que había dedicado 20 años porque en el fondo no le gustaba. Quería hacer dos viajes al año a Jaipur y traer material para vender. Se fue inmediatamente, con las direcciones que le pasó una amiga. “India era mi asignatura pendiente. Un viaje que siempre tuve en la imaginación pero que nunca me permití, por no ver el momento, porque se cruzaban otros... Y porque necesitaba tiempo mental, que no encontré hasta los 45 años”. Una magnífica edad para aprender y reinventarse. “Me había movido en un mundo racionalista, rígido, masculino. Dedicarme a las joyas suponía acercarme al universo femenino, aprender algo nuevo y creativo... Todo eso me ofrecía India, junto a cosas terribles. Pero me lancé”. Desde entonces no ha dejado de ir, sola y a trabajar. “Es un lujo. Todo te aporta, estás inmersa en un mundo tan distinto. Por ejemplo, en una negociación no puedes enfadarte, hay que llegar a un acuerdo, pero por caminos distintos. Yo me tomo mi tiempo y, con una sonrisa, avanzamos hacia lo que cada uno quiere”. En ese equilibrio entre la disciplina de su formación y la sorpresa, está a sus anchas. “Nunca sabes lo que vas a encontar. Ni donde vas a llegar, ni cuando. Ningún indio te va a decir “no”. ¿Que con esos mimbres estás siempre vendida? ¿Y aquí no? La vida es difícil en todas partes. Lo que importa es sobreponerte a las dificultades”. Nuria viaja siempre al norte, a Jaipur, capital del Rajazthán. Una región bajo el Himalaya y junto a Pakistán; árida, de clima extremo, pero con unos colores y una elegancia especiales. “La gente me dice que no encuentra nada. A mí me produce mucha satisfacción “encontrar”. Aunque sea en medio del horror. A veces no lo encajas, pero cuando lo haces, es fantástico, porque eso es la vida. Allí empiezas a entender la razón de vivir, la razón de ser... Es una lección continua.”