Margarita Nuez es una maestra de la costura que sempre ha trabajado con discreción y que no forma parte del círculo mediático habitual de muchos diseñadores. Nacida en Foz de Calanda (Teruel) pero catalana de adopción, es la responsable de numerosos estilismos de la Reina desde hace más de 20 años, autora de sus impecables y admirados trajes de chaqueta y de buena parte del vestuario que doña Sofía utiliza, sobre todo, en actos oficiales. Entre otros, diseñó el vestido de gala que Su Majestad llevó en un día tan importante para ella como el de la boda de Don Felipe y Doña Letizia, en tonos marfileños, y también el que lució en la boda de la Infanta Cristina, lo que da señal de lo mucho que confía en su modista. Ella misma ha contado que conoció a la Reina cuando un día ésta se presentó en su taller, con apenas veinte minutos de preaviso, porque le gustaba el estilo y la confeccion de los modelos que le había visto por entonces a la mujer de Narcís Serra, Concha Villalba. Azorada por la inesperada visita, la atendió lo mejor que pudo sin haber tenido tiempo de preparar nada, pero debió de hacerlo bien, pues lleva dos décadas cosiendo para ella. Nuez se autodefine como una diseñadora sobria y nosotros añadimos que de gran pureza de lineas, un corte magistral y acabados perfectos. Todo esto es lo que en su opinión ha cautivado a la Reina lo suficiente como para mantener con ella tan larga relación. Y es que Margarita Nuez, como Pertegaz, ese gran maestro, fue costurera antes de atreverse a diseñar. Otra coincidencia. Tanto el maestro como ella, que no lleva mal camino, son turolenses y sus familias eran amigas de años Nuez vive en Barcelona desde los dos años de edad, y Cataluña está tan orgullosa de ella que le concedió la Cruz de Sant Jordi en 2005. La Gran Enciclopedia de la Moda francesa le dedica dos páginas, y la de Venezia cuenta con una notable reseña sobre ella. Muchos de sus trabajos están expuestos en Museos de la Moda.