El cocodrilo de Lacoste cumple este año su 75 cumpleaños y qué mejor manera de celebrarlo que con una línea especial de moda, calzado y complementos. Su colección de primavera-verano 2008 está marcada por la elegancia y la creatividad. Una línea reinventada que viaja en el tiempo a los orígenes para resucitar el estilo René Lacoste. ¡Descúbrela!

La popular firma del cocodrilo, Lacoste, para celebrar el 75 aniversario, ha lanzado una colección especial primavera-verano 2008, que resucita realmente el estilo René Lacoste. Se va a llevar a cabo una colaboración especial con la prestigiosa revista Visionaire, que en su número de junio, ha reinterpretado tres polos de Lacoste junto con los más vanguardistas diseñadores y fotógrafos del momento.

Además del clásico polo de René Lacoste, la firma reinterpreta ahora el blazer cruzado, los chalecos con capucha, el jersey con cuello en V de rayas, y el vestido de mangas en piqué. En cuanto al calzado, Lacoste no olvida sus orígenes vascos y ha reinventado también los modelos originales.

Entre sus propuestas más llamativas destacan los minivestidos de tenis de amplias tablas, los vestidos al cuello en rojo o negro con alpargatas de cuña alta y los polos sin mangas hasta los pies. Las propuestas femeninas para pantalones se renuevan con un aire marinero, cinturas altas y polos a rayas suaves y ajustados en tonos pastel.

En 1926, René Lacoste era una leyenda en las pistas de tenis y un árbitro de la elegancia fuera de ellas. Roland Garros, Wimbledon y Forest Hills se rendían a sus pies mientras su tenacidad con la raqueta le hacía ganar el sobrenombre de “El Cocodrilo”. En honor a su apodo, René se hizo bordar en todas sus chaquetas el dibujo de un cocodrilo que le había dedicado su amigo Robert George.

Pero el paso definitivo
hacia la moda lo dio en 1933, cuando se asoció con Andre Gillier, propietario y presidente de la empresa francesa más importante en géneros de punto de la época, para iniciar una curiosa aventura empresarial: comercializar el polo de piqué bordado con el logotipo que había creado para su propio uso. El primero era blanco, de manga corta, cuello de canalé y el emblema en la parte superior izquierda.

Tres cuartos de siglo después, la compañía vende más de 25 millones de artículos de todo tipo bajo su marca –de ropa a perfumes, pasando por bolsos y zapatos– y todos se caracterizan por un estilo único que se basa en el dinamismo, el triunfo y la elegancia informal.