Stefani Joanne Angelina Germanotta, alias Lady Gaga, se convirtió en una parte casi fundamental de medio mundo cuando, hace poco más de un año, nos pedía a ritmo de música pop con claras influencias del 'dance' que no dejáramos de bailar.

Desde su tan famoso ’Just dance’, tema que la catapultó directamente al número 1 de prácticamente todas las listas de éxitos, no hay día en que la nueva diva del pop no sea noticia, ya sea por su música, sus siempre ocurrentes declaraciones o su excéntrico look, que merece ser analizado de forma larga y tendida...

El fenómeno Lady Gaga levanta tantos odios como pasiones; hay tanta gente que no la soporta como personas que la idolatran. Y es que, poco más de un año después de dar el salto a la fama, a veces es difícil decidir si ha sido mayor su contribución al mundo de la música o al de la moda.

Parece que su falta de disciplina, de vergüenza e, incluso, sentido del ridículo han sido claves para que muchos la adoren y para que para los demás al menos no pase desapercibida.

Sea como fuere, Lady Gaga ha conseguido en tiempo récord que todos hablen de ella, para bien o para mal, pero que hablen.

Las claves de su look

Fundamental para ello han sido unos rasgos muy concretos que han hecho de ella una estrella única e inimitable. Empezando por un excéntrico y muy recargado look, que algunos definen como ’futurista’ y otros como hortera, pasando por esa melena oxigenada que decora con todo tipo de tocados. Pero no nos engañemos, la rubia más rubia del panorama musical es en realidad morena y fue con ese color de pelo con el que se subió al escenario por primera vez.

Sin embargo, gracias a una decisión muy acertada, dejó de lado su cabellera castaña para cambiarla por una oxigenada y algo menos natural pero bastante más apropiada como remate final a sus extravagantes estilismos.

Dejando de lado su pelo, quizás sean sus looks los que más comentarios y críticas levanten. El armario de Lady Gaga lo inundan vestidos muy de los 80 con hombreras XXL, vestidos estrambóticos, muchas transparencias, innumerables sujetadores y bragas que combina con lo que encuentre: medias de rejilla, tacones imposibles e incontables complementos.

Además múltiples accesorios entre los que destacan gafas de todas las formas, colores y tamaños, máscaras, antifaces, guantes de rejilla, etc. Como curiosidad hay que decir que siempre se mueve con una pequeña taza de porcelana con su plato a conjunto para sentirse "como en casa".

También destaca su extraña obsesión por las formas geométricas en todos sus estilismos, que hacen de sus vestidos algo así como una pieza de arte moderno. La hemos podido ver de vestida de jarrón chino, con vestidos que imitaban diamantes, cubierta de burbujas e incluso de peluches. Sí, la rana Gustavo y hasta la mismísma Hello Kitty han tapado las vergüenzas de esta extravagante artista con su tierna carita.

Lady Gaga y el exhibicionismo

Otro básico del armario de esta diva del pop son el cuero y los maillots, que ella siempre elige en color carne y combinados con escuetos ’culottes’ y altas botas de charol, dejando entrever gran parte de su cuerpo.

Y es que Lady Gaga, después de cantante, es una auténtica exhibicionista. Posó desnuda para la portada de la revista ’Rolling Stone’ cubierta de unas coquetas burbujas que tapaban estratégicamente sus encantos y desde entonces no hay día en el que no hayamos visto a esta polémica artista prácticamente desnuda.

Una de sus grandes aficiones es ir dejando caer la ropa cuando se sube al escenario, acabando casi siempre con buena parte de su anatomía al aire.

Vaya donde vaya su máxima es dejar poco lugar a la imaginación y mostrar toda la carne posible. Su toque más original lo aportan sus excéntricos tocados, sus máscaras o las gafas de sol.

Sus complementos

Los complementos de la que muchos consideran ya la nueva ’Princesa del Pop’ merecerían un capítulo entero. Básicos en el estilo de esta ferviente fan de Madonna son las pelucas. La hemos podido ver con pelucas kilométricas, con tocados en forma de lazo, con tupés teñidos de rosa o con cortes a lo ’Star Stek’.

Completan su extravagante look numerosas gafas de sol con las que aparece en todos sus actos públicos. Su última adquisición: unas de cristales redondos muy del estilo de John Lennon.

También las máscaras y las caretas de rejilla, así como capuchas e incluso redecillas con las que, en alguna ocasión, se ha cubierto la cara por completo.

Visto lo visto, la imaginación de Lady Gaga no tiene límites... y su vergüenza tampoco. Pero ¿de dónde saca estos modelitos?

La verdad es que definir el estilo de esta nueva diva del pop es muy complicado. Cada nueva aparición es una auténtica incógnita y Lady Gaga siempre consigue sorprendernos. De hecho, hace unos días fue premiada por su contribución al mundo de la moda por el Consejo de Accesorios (ACE), premio que recibió de manos del diseñador Marc Jacobs, quien se declara fan incondicional de la ’show woman’.

Y es que parece que esos locos y absurdos estilismos parecen crear tendencia y, aunque muchos odien reconocerlo, a veces incluso gustan. Sea como fuere, el ’look Lady Gaga’ es uno de los más imitados... aunque sea en las fiestas de disfraces.