Hedi Slimane y su polémica con la prensa tras su estreno con Saint Laurent

  • Al diseñador francés Hedi Slimane la prensa anglosajona le ha aguado la fiesta de su debut como director creativo de Saint Laurent, en la Semana de la Moda de París, al acusarle de maltratar a los periodistas en su desfile y de decepcionar con su esperada colección.

El gran debut de las pasarelas esta temporada, después de un lustro fuera de las pasarelas, ha derivado en un duro cruce de acusaciones tras su estreno para la firma francesa el pasado lunes. Slimane se convirtió en el blanco de una serie de críticas y cartas, como la publicada ayer por la experta en moda del diario británico "The Times", Laura Craik, en la que acusa al diseñador de tratar a los periodistas como "brujas" en su estreno en la icónica firma francesa.

"No sé si lo hiciste a propósito, pero no conseguiste que los críticos se sintieran cómodos. A otros ni les invitaste. Otros se tuvieron que quedar de pie o en sitios donde sólo podían ver el ala del sombrero de las modelos", le reprocha Craik a Slimane. Craik echa más leña al fuego de una polémica que comenzó el pasado martes cuando la influyente crítica de moda de "The New York Times", Cathy Horyn, espetó que a la colección del diseñador francés le faltaba "espíritu nuevo". "Si tenemos en cuenta que el señor Slimane fue un icono del estilo juvenil, esperaba más de este debut. Pero las prendas mostraban a alguien que lleva desconectado de la moda varios años", afirmaba Horyn.

La crítica despertó la ira de Slimane, muy activo en las redes sociales y, sobre todo, en Twitter, donde colgó el mismo martes una imagen en la que se podía leer un mensaje para Horyn que llevaba por título (con una tipografía gótica) "My own times" ("Mi tiempo", en español). Slimane se despachó con la crítica del diario estadounidense, a la que llamó "abusona de patio de colegio" y calificó de "escritora del montón" y "un poco provinciana". "No me importan las críticas, pero han de venir de expertos en moda, no de publicistas encubiertos", remataba el diseñador francés de origen tunecino, de 44 años.

La realidad es que Horyn no había sido invitada esta semana al desfile de la primera colección para mujer de Slimane, conocido "enfant terrible" en la industria de la moda por haber instaurado el "look" "skinny" en la indumentaria masculina, con unos pantalones pitillo por los que el diseñador de Chanel, Karl Lagerfeld, perdió más de 30 kilos. La razón del veto parece ser un artículo que Horyn escribió en 2004, en el que aseveraba que "sin Raf Simons (actual director creativo de Dior tras la marcha de John Galliano) no habría existido Heidi Slimane". Tras diseñar las prendas de la división masculina de Dior durante siete años (de 2000 a 2007), Slimane abandonó la industria de la moda durante un lustro hasta que, en marzo de este año, Yves Saint Laurent anunció su fichaje como director creativo en sustitución de italiano Stefano Pilati.

Apenas medio año en la legendaria firma francesa y sus decisiones no han quedado exentas de polémica: decidió rebautizar las colecciones de "prêt-à-porter" con el nombre de "Saint-Laurent Paris", trasladó el taller a Los Ángeles (EEUU) -donde vive desde 2010- y no permitió que las colecciones previas a su llegada se vendieran por Internet. Unas medidas que le recrimina la periodista británica en una carta abierta que no parece que calmará los ánimos del diseñador francés pues, además de quitarle mérito a su obra en Dior, le advierte: "No puedes controlarlo todo. Tú tienes tu libertad, y yo la mía. Por favor, no me vetes para el próximo desfile, quiero verlo".