La polémica cantate Lady Gaga vuelve a caer rendida al objetivo de Terry Richarson. Una espectacular sesión en la que Nicola Formichetti, estilista de la cantante y diseñador de la firma Mugler, la viste más sensual y sexy que nunca.

McQueen, Mugler o Dior son algunas de las propuestas que la cantante se atreve a lucir en una sesión inolvidable. ¡Nos encanta!