Félix Valiente ha sido en esta ocasión el encargado de fotografiar las últimas tendencias para esta temporada junto con la modelo holandesa Luccette Van Beek.

 Los protagonistas de este otoño son el negro y el índigo en sus múltiples combinaciones sobre tricot y punto. Además las rayas se definen sobre las prendas de Stradivarius para dar la bienvenida a los días de otoño. Líneas de inspiración militar, de noche y tribal que se pueden ver reflejadas en cada una de las prendas de esta nueva colección. 

La marca nos propone unos look románticos y vintage, combinados con estampados más modernos y tribales. El cuero, el negro y dorado son los tonos elegido para la línea de noche. Colores fáciles de combinar, muy sobrios y elegantes. 

No podían faltar los abrigos caqui, marrón y verde, de inspiración británica con cuello vuelto y capucha forrada. Rescata del año pasado el uso de lentejuelas y como novedad aparecen las cazadoras militares con tachuelas, las camisas con pedrería en el cuello y las faldas con volantes.

La línea de accesorios tampoco se queda atrás. Reinan las tachuelas  en bolsos, cinturones, zapatos y botines. Collares largos, grandes gafas de sol y pulseras de pinchos. Estilo un tanto rockero donde predominan el granate, negro y dorado.