Tallas XS-XXL: En busca de la moda democrática

¿La mujer "real" es la que viste una M o una L? ¿Acaso no lo es la que utiliza la XS o XXL? Las marcas basan sus patrones en medidas estándar, pero ¿qué ocurre cuando tienes otra talla? Las blogueras Estefanía de 'Con dos tacones' y Anatxu de 'El Rincón de Anatxu' y la videoblogger Marta de 'Srta. invertida' nos revelan los trucos para sacar el mayor partido sea cual sea tu tipo de cuerpo. Además nos muestran las pocas tiendas virtuales y físicas que pueden presumir de democratizar la moda, ofreciendo tanto tallas grandes como pequeñas.  

Más allá de las tendencias, de un cuerpo bonito, estético y armonioso (o lo que nos hacen creer) está la realidad de muchas mujeres. El momento de renovar vestuario se convierte en un problema que afecta a chicas con tallas extremas: muy altas, muy bajas, gordas y muy delgadas. El caso más conocido es el de las chicas de talla grande, pero para una persona con un pie muy pequeño o  con un número superior al 41 también se convierte en una odisea la búsqueda de calzado. 

¿Misión imposible encontrar ropa y zapatos de tu talla? 

Ana Goitia, de 'El Rincón de Anatxu', es una de las blogueras más conocidas en nuestro país. Y es una chica con curvas, al igual que Marta Fernández, del videoblog 'Stra. Invertida'. 

"Claro que tienes problemas a la hora de encontrar ropa que te sirva. Muchas veces he entrado a una tienda, he visto algo que me gustaba y no había mi talla. Pero he aprendido a comprar en Internet", explica Anatxu. La red ha supuesto una alternativa para muchas chicas de talla grande que buscaban ropa que siguiera las tendencias. "En Blibao, donde suelo ir de compras, no hay tiendas con ropa juvenil, es un estilo más serio", añade. Por eso, y desde que es mamá, hace shopping online. "Es más cómodo y cuando ya le coges el truco a las tallas de cada web todo es sencillo. En la red encuentro cosas monísimas, sobre todo en Asos y Dorothy Perkins", apunta.

Marta Fernández prefiere las establecimientos físicos, como H&M o El baúl de Botero, una tienda multimarca en Madrid que también vende a través de su web. "En H&M hay ropa más o menos moderna, pero no siguen la misma línea que las otras colecciones de la marca; sus tallas grandes tienden a ser más conservadoras", nos cuenta. 

El Corte Inglés o Topshop son otra opción. Aunque la cadena de ropa británica aún no tiene tallas grandes, sí cuenta con ropa para chicas muy altas (Tall) y para las bajitas (Petite). Sin embargo, en El Corte Inglés hay más variedad: petite, tall y tallas grandes. 

Irene escasamente alcanza el metro y medio de altura. Encontrar ropa de su talla es "medianamente sencillo", como nos relata. Pero sus quebraderos de cabeza llegan cuando necesita un zapato un poco más especial: boda, fin de año… "Me vuelvo loca buscando tacones, calzo un 34 y, además, tengo un pie muy estrecho", indica. En la mayoría de los establecimientos, el número más pequeño de mujer es un 36. Sin embargo, con la expansión al extranjero, algunas marcas, como Maripaz, Blanco o el grupo Inditex han ampliado su tallaje en zapatos, como nos informan desde el departamento de comunicación de la cadena. "En ninguna tienda física de Inditex puedes encontrar los números especiales, el 35 y el 42. Allí solo te muestran un catálogo con los modelos disponibles. Por ejemplo, en Zara y Uterqüe sí hay números grandes y pequeños; en otras, como Pull and Bear o Bershka sólo 35". 

Otras marcas que fabrican números grandes y pequeños son Camper o Hispanitas, yEl Corte Ingléstambién cuenta con una sección de tallas especiales. Asimismo, la fabricación artesanal es otra opción, con la ventaja de poder confeccionarlo a tu gusto, como en la tienda José Illana, de Madrid. 

¿Cómo vestirse? 

Todos tenemos complejos, siempre hay algo de tu cuerpo que no te gusta. Llega un punto que pueden superar a la persona y ser exagerado. ¿Qué podemos hacer en ese momento? "No hay que preocuparse tanto por disimular nuestros defectos, sino por realzar lo mejor de nosotras mismas. Así, de manera automática nos fijamos en lo positivo", nos cuenta Estefanía García, personal shopper y autora del blog 'Con dos tacones'. 

No hay reglas para vestirse. "Está claro que cada cual lo hace como quiere. A las altas, por ejemplo, les favorecen los looks que distinguen la parte superior de la inferior (con prendas o colores) y los trajes de chaqueta. Una mujer bajita que quiere parecer más estilizada debería optar por los looks monocromáticos, faldas y vestidos por encima de la rodilla y calzado en color nude, para que la pierna dé la sensación de ser más larga.
 
¿Y las chicas con curvas? "Existe una obsesión por vestir a las chicas gorditas con ropa muy ancha y al final se consigue el efecto contrario: que parezcan más gruesas.  Una buena elección son las prendas que marquen su silueta, que sean entalladas, pero no ajustadas. Las delgadas, por su parte, tienen la posibilidad de jugar mucho con los volúmenes, faldas y vestidos con vuelo, estampados o péplum", una de las tendencias de esta temporada. "Aunque realmente lo importante es sentirte bien contigo misma", concluye.