Son los grandes olvidados para muchas pero los mejores aliados para otras, y esta temporada vuelven a reclamar su trono como accesorio imprescindible. 

Si prestamos atención a lo último en pendientes, collares y pulseras, ¿por qué no hacer lo mismo con los relojes? Es hora de adornar nuestra muñeca con las novedades más destacadas de este práctico complemento. 

​Esta primavera se imponen los modelos unisex de caja grande, siendo los más demandados los que cuentan con esfera redonda en clave minimal. Las correas de nylon intercambiables cobran fuerza para las que apuestan por la comodidad, mientras que las metálicas se reservan para las fieles al estilo más clásico. Tú eliges.