Pertenecientes a su colección de primavera-verano 2011, la diseñadora ha tomado de referencia diseños clásicos, de inspiración retro para delietar a las clientas más exclusivas del planeta.

Realizados en pieles exóticas, la diseñadora quiere diferenciarse de las numerosas firmas de moda que ofrecen colecciones de accesorios. Para ello, el minimalismo se conjuga con la funcionalidad en piezas únicas.

Aunque los precios oscilan entre los 2.100 y los casi 11.000 €, hay que decir que los bolsos de la "nueva diseñadora" son, ya unos de los más buscados. Tal es así que ya hay algunos modelos que están completamente "out of stock."