Este jueves le ha tocado el turno a Viktor and Rolf en París. La firma holandesa ha sorprendido con un desfile muy sobrio y oscuro, dentro de la Semana de la Alta Costura otoño-invierno 2013/14. Las modelos han desfilado e interpretado el espíritu de su colección en un escenario blanco en el que cada las prendas contrastaban con el fondo para contribuir a la atmósfera. Una colección en la que el protagonista indiscutible ha sido el negro, el único color que la casa propone para la próxima temporada. Piezas sencillas y muy sobrias con un toque brillante que entremezclan capas y formas abullonadas como único toque decorativo.