La confirmación del noviazgo de Tarantino y Uma Thurman, después de años de amistad y trabajo juntos, es la excepción que confirma la regla: una vez que un ser humano ha entrado en el erial erótico del “Soloamigos”es casi imposible tener una relación romántica. ¿O no?

Atención, cuando uno entra en la Friendzone (Zona de amistad), ese territorio cordial donde lo colocan a uno cuando no existe ninguna posibilidad de roce y/o relación romántica, es muy difícil salir de allí. El término se popularizó gracias a la serie Friends, donde una de las sus tramas fundamentales giraba en torno a Ross Geller (el rey de la Friend zone) y su ex Rachel Green

¿Cómo saber que has caído? Muy sencillo.Cuando una chica te mira con cariño y dice, “te quiero mucho. Eres solo un buen amigo”, ya te estás congelando...Se han escuchado rumores de mujeres que también han caído en la Friendzone, pero nunca han podido ser confirmados, ya que parece ser un territorio esencialmente masculino, lo que algunos en español han dado en llamar “el síndrome Pagafantas” (ya sabes, el que siempre te paga las fantas o lo que se tercie...).Y ahí parece haber estado mucho tiempo el distinguido Quentin Tarantino, viendo como su musa, Uma Thurman, se casaba y descasaba sin sentir por él nada más que sincera admiración por su cine de arte y ensayo.

Quentin, el nuevo héroe de los “Pagafantas”

Ahora sabemos que lo que convierte a Quentin en un genio de la humanidad no es su magnífica obra, sino la capacidad para escapar, contra todo pronóstico, de la Friend zone y colocarse en el puesto de amante apasionado al que los paparazzi pillan besando, al fin, a la otra indiferente y espigada rubia. Aunque parezca temerario, hemos suscrito la teoría de que Tarantino era el que se pudría en la Friend zone, y no al contrario,porque creemos que las chicas se colocan con mayor frecuencia en la zona conocida como “Amigos con derecho a roce” (esos que se quieren mucho y de vez en cuando se acuestan). Otro erial emocional difícil de solventar, si uno de los implicados quiere más, pero que no es objeto de este reportaje.

Los expertos aseguran que cuando dos viejos amigos se convierten en pareja, en realidad, uno de ellos siempre estuvo enamorado. Y está bastante claro que Uma Thurman, tras varios traspiés como actriz de segunda, debe a Quentin el estrellato. Se dice que a Tarantino no le entusiasmaba demasiado que ella fuera la protagonista de Kill Bill, hasta que una noche cenaron juntos y… Ahí lo dejo. Luego, él dijo haberse transportado a una escena de la película mientras cenaban...Ahí lo dejo. Y acto seguido, le puso un mono amarillo, le dio una catana, y la convirtió en la mujer más (sanguinaria) y deseada del planeta.

En 2004, cuando Uma se divorciaba por segunda vez, ahora de Ethan Hawke (antes había estado casada con Gary Oldman) se dijo que ella tenía un amante ilustre: el director Quentin Tarantino.Pero la sangre no llegó al río ylos rumores se diluyeron. Solo se sabeque Quentin creó el personaje de BeatrixKiddo en Kill Bill a imagen y semejanza de Uma Thurman y se lo ofreció como regalo en su 30 cumpleaños. 

Entretanto, cada uno seguía con sus vidas de polígamos sucesivos. Ella con su última pareja conocida, Arpad Buson, y él con Sofía Coppola y actrices como Mira Sorvino o Julie Dreyfus. ¿Qué ha pasado para que 20 años después, ella con 44 y él con 51, haya caído la barrera del “soloamigos” que,según los teóricos del asunto, una vez que se levanta es infranqueable? ¿Cuánto tiempo ha pasado ella dándole abrazos y besos llenos de ternura y por lo tanto platónicos, asépticos y nada sensuales? Solo un genio como Tarantino tiene la respuesta. 

Si se consulta a los expertos, en su mayoría sujetos del género masculino que han pasado largas temporadas siendo“soloamigos”, responden que estamos ante un caso inédito, que no se volverá a repetir, y que por tanto merece ser objeto de estudio en las universidades del mundo. Sin embargo, la vida y el papel couché sí muestran a otros parejas que parecen haber sido grandes amigos antes de emparejarse. Javier Barden y Penélope Cruz se conocieron rodando Jamón,jamón (1992), pero no fue hasta 2007 en otra película, Vicky, Cristina, Barcelona, que algo hizo clic y desencadenó una historia de amor sólida y estable hasta el momento. 

Ya sabíamos que ella era mucho de entregarse al amor en los rodajes, pero esta vez la cosa ha ido en serio. Ignoramos cuál de las dos partes estuvo recluida en la Friend zone la friolera de 15 años. Quizás ninguno, con un poco de suerte el flechazo llegó de forma simultánea y correspondida. ¿Será que de la Friend zone también se sale?

La mirada psicológica, Mariela Michelena 

Los americanos hablan de una sweetheart relationship para referirse a esas relaciones adolescentes en las que es difícil distinguir entre compañeros de patio de colegio, mejores amigos y pareja. Muchos adolescentes tienen la suerte de encontrara un sweetheart a su medida; se acompañan de la mano a atravesar protegidos –el uno por el otro–, ese difícil trecho entre la infancia y la vida adulta.Son relaciones importantes que cumplen su función, pero que no suelen pasar la prueba dela madurez. Las rupturas son duras, porque se pierde a la vez al confidente, al compañero de juegos y al dueño de los primeros besos...

Por otra parte, una musa y un mentor, están obligados a enamorarse, a idealizarse el uno al otro para poder hacerbien su trabajo. También estánobligados a mantener la ilusión, yeso requiere una cierta distancia,para que la humanidad de cadauno no empañe el sueño.

La camaradería, poder callarse y estar cómodos juntos, suele ser un punto de llegada en una relación a largo plazo. Empezar desde allí es otra historia. Uma y Quentin mantienen su tradición y –también en esta película rompen moldes. Empezaron por la idealización, siguieron por el patio de colegio y llegaron ¡al fin! al beso apasionado.

Cuando dos amigos se convierten en pareja...

Todo el que vio Cuando Harry conoció a Sally sabe los problemas y las dudas que generan la amistad entre el hombre y la mujer. Pero también hay ventajas cuando te enamoras de un amigo... Por Melania Stuccci

1) Conoces todos sus defectos. Ya sabes que hay que hacer si se pone de mal humor.

2) La solvencia de una relación larga garantiza más futuro. Todos los años que tenéis de relación os darán seguridad. Sabéis lo que es discutir y reconciliarse.

3) Conoce toda tu historia. Las parejas que has tenido, los trabajos por los que has pasado, la relación que tienes con tu familia. Él ya lo sabe.

4) Un código común. Hay miles de anécdotas que vivisteis juntos. A los dos os gustan las comedias románticas o las pelis de terror. Os habéis pasado música y su ideología política concuerda con la tuya o, por lo menos, no te espanta. 

Pero no todo es color de rosa...

1) No os conocéis sexualmente. Puede que hayáis hablado de vuestras aventuras sexuales.pero ¡solo fueron palabras! Ahora toca pasar a la acción y es una incógnita.

2) ¿Cómo ser espontáneo? Es posible que el compromiso previo, como amigos, os abrume. Es difícil no pensar y no sentir pánico de estar haciendo algo incorrecto. ¿Y si le haces daño sin querer? ¿Y si él te lo hace a ti?

3) Sabe toda tu historia. Sí,era una ventaja, pero también una desventaja. De repente, recuerdas cosas que no te gustaría que supiera.

4) Te sabes sus trucos. Te contó las veces que se acostó con mujeres y las excusas que les dio para no quedarse a dormir con ellas. ¿Podrás creerlas cuando te las diga a ti?

5) Podríais perder la amistad. Sería fantástico que fuera como esos productos cuya publicidad asegura “sino queda satisfecho, le devolvemos el dinero”. Pero, si las cosas van mal, es probable que la amistad se acabe. Sin embargo, el que no arriesga, no gana. La vida no está hecha para cobardes.