Blake Lively, la nueva musa de Chanel, fue la gran estrella del desfile 'Crucero 2011/12' que la firma organizó en el Hotel Cap du Antibes en Antibes, muy cerca de Cannes.


La actriz destacó con su modelo, un Chanel de la colección 'Haute Couture' de Primavera/Verano 2008.

Blake Lively lucía simplemente impresionante con su chaqueta de pailletes en azul petróleo y un gran broche haciendo de botón, camiseta blanca con incrustaciones de pedrería y una minifalda negra con abertura frontal.

El conjunto elegido para la ocasión despertó la admiración de los presentes. Y no es para menos, después de que el mismísimo Karl Lagerfeld la haya elegido como su fuente de inspiración.