De Dior a Chanel pasando por Nina Ricci o Vivienne Westwood. Diane Kruger ha conseguido lo que muchos veían como imposible, brillar con cada una de sus apariciones durante el Festival de cine de Cannes. Su participación como miembro del jurado ha hecho que tuviera que estar en cada uno de los eventos organizados en el marco del certamen, y ha sabido acertar en cada una de sus elecciones gracias a su elegancia innata. 

Su estreno como jurado sobre la alfombra roja del Festival de cine de Cannes, impecable con un vestido verde agua de Giambattista Valli, se convirtió en toda una declaración de intenciones. Diane Kruger quería brillar y seguir demostrando por qué está considerada una de las actrices más elegantes del momento. Dejó el listón alto, y aunque estaba complicado no fallar en ningún momento, la actriz consiguió superarse en cada una de sus apariciones. 

De blanco con un Nina Ricci, con plumas por Prabal Gurung, transparencias en negro y azul de Jason Wu, o de corto de Chanel en la gala amfAR, los estilismos de la intérprete de origen germano han sido todos merecedores de las notas más altas de glamour entre el resto de celebrities que se han dejado ver estos días por Cannes. 

Y es que, no solo ha destacado por sus looks de noche, Diane ha sabido como acertar con sus elecciones durante el día, donde la hemos visto con originales conjuntos como el de Balmain que escogió para acudir a un programa de televisión, o el vestido de Versus con el que se presentó en la inauguración del certamen

Todo un despliegue de glamour que ya ha llegado a su fin y para el que habrá que empezar a contar los días que restan hasta el año que viene.