Séptimo día del Festival de Cannes 2012 y, por consiguiente, séptima alfombra roja. Pero hay cosas que nunca cambian. Diane Kruger volvió a ser la estrella sobre la particular pasarela de Cannes durante la premiere de 'Killing them softly'; la última película de Brad Pitt, que esta vez se presentó sin Angelina Jolie.

En medio de un vertiginoso mar de escotes, Diane Kruger volvió a demostrar en el Festival de Cannes 2012 porque es una de las mujeres más elegantes del mundo. Brad Pitt estrenaba 'Killing them softly', su última película. 

La actriz alemana, jurado en esta edición, vistió un impresionante diseño de Nina Ricci en blanco con el que volvió a triunfar. Su 'look', inspirado en las diosas de la antigua Grecia, fue un auténtico soplo de aire fresco durante la séptima alfombra roja de Cannes 2012. 

Un vestido en el que Nina Ricci combina con acierto el encaje, los flecos y las transparencias con mucho estilo. Perfecto para Diane Kruger. En su hombro izquierdo, la actriz llevaba un detalle floral en morado y, como complemento, un pequeño 'clutch'.

Y es que Diane apenas tuvo competencia en esta particular 'pasarela'. El resto de 'celebrities' apostaron por lucir escote, a cada cual más profundo, y dejaron el 'glamour' a un lado.

Entre las que se salvan estaba Michelle Rodriguez, de Suzie Turner y también de blanco inmaculado, pero a la que le faltaba algún complemento.

Irina Shayk, con un Roberto Cavalli en rojo pasión, se quedó a las puertas de algo grande debido a la ya bautizada como 'raja Angelina', que dejaba al descubierto demasiada pierna. 

Una de las sorpresas agradables de la alfombra roja fue la cantante Casandra Ventura, la novia de P. Diddy, a la que sólo su peinado la libró de una buena nota.

En el otro lado, Karolina Kurkova arriesgó demasiado con su Roberto Cavalli de 'pailletes' exageradamente grandes... Lo mismo que los escotes de Natalia Oreiro, Lady Victoria Harvey y Kelly Brook.