Pasamos lista a las famosas que han acudido al 'front row' de la Semana de la Moda de Nueva York, y estudiamos cómo eligen sus modelitos para asistir a los desfiles.

Nueva York es durante estos días, más si cabe, la capital internacional de la moda. Con las propuestas para el próximo otoño-invierno 2014 de Carolina Herrera, Donna Karan, Tommy Hilfiger, Elie Saab, Reem Acra, Calvin Klein, Ralph Lauren, Oscar de la Renta, o nuestro Custo desfilando sobre la pasarela de la Fashion Week de la Gran Manzana, las 'it girls' se contaban por decenas en el 'front row'. 

A la siempre impecable Olivia Palermo y las omnipresentes hermanas Paris y Nicky Hilton se han sumado la actriz Anna Kendrick, que ha ido de desfile en desfile luciendo modelito; las modelos Coco Rocha o Karolina Kurkova y un largo etcétera de famosas que no han querido perderse las propuestas de sus diseñadores preferidos y, ya de paso, la oportunidad de que las fotografíen en el 'front row'. 

Pero... ¿cómo eligen sus looks las famosas para acudir al 'front row' de la NYFW?

1. La primera clave es ser 'íntima', o al menos aparentarlo, del diseñador de turno. Y llevar alguna prenda suya, aunque luego la combinen con otras 'low cost' de Zara, Mango, o similar, como hace con maestría Olivia Palermo.

2. Se adelantan a la temporada en la que estamos, y lucen prendas que veremos (y desearemos) en los escaparates unos meses después. Recuerda, son amigas de los diseñadores, y eso tiene sus privilegios.

3. Además de taconazos y un bonito bolso de firma, las famosas lucen dos complementos imprescindibles en el 'front row': su 'smartphone' con la batería llena para inmortalizar cada detalle a través de sus perfiles en Twitter, Facebook o Instagram; y unas maxi-gafas de sol. De esto último, no sabemos el motivo. 

4. Llaman la atención, porque para eso son las invitadas estrella y están sentadas en la primera fila. Complementos flúor y llenos de color, originales diseños, formas geométricas, tejidos 'tecnológicos'... Y, por supuesto, alguna que otra transparencia, detalles de encaje y una sutil dosis de 'brilli brilli'. Con mesura, eso sí.

5. Complementos y joyas 'maxi'. ¿No dijimos que había que llamar la atención?

6. En caso de duda, el negro siempre es su gran aliado. Y el LBD, la apuesta segura con la que acertar siempre.