El mejor compañero de un buen vestido son las joyas. Y en la ceremonia de los Oscar esto es evidente, aunque sin estridencias. Las ganadoras femeninas de la noche, Cate Blanchett y Lupita N'yongo, lucieron espectaculares piezas de Chopard, mientras que Amy Adams, que apostó por pendientes de piedras preciosas de Tiffany & Co y Jessica Biel lució una magnífica gargantilla de diamantes y pendientes largo de aguamarina de la misma firma.

Jennifer Lawrence y Kate Hudson, por su parte, se decantaron por lujosos diseños de Niel Lane, al tiempo que Julia Roberts y Naomi Watts lo hicieron por elegantes creacciones de Bulgari. Angelina Jolie lució unos preciosos pendientes de diamantes, largos, de la línea para Asprey que creó con su marido Brad Pitt. 

En cuanto a los galanes de la noche, Matthwe McConaughey y Bradley Cooper lucieron dos lujosos relojes de Chopard y gemelos de oro.