Katy Perry acudía a los premios NRJ de la Música en Cannes con un estilismo lujoso y recargado, inspirado en épocas pasadas, con altas dosis de romanticismo y sofisticación.  La cantante luce un vestido de la colección otoño 2013 de la firma Osman de color blanco decorado con brocado floral dorado, mangas de campanas, bajo asimétrico y zapatos de cristal de Chrisitan Louboutin.

La cantante recogió su pelo en una trenza alta que dejaba ver sus llamativos pendientes que emulaban a las lámparas de cristales. Para esta ocasión escogió un maquillaje con ojos difuminados y labios granate. 

La tendencia barroca  es una de las modas más chic esta temporada. Preferiblemente es mejor lucirla en eventos de noche ya que se caracteriza por ostentosos bordados en dorado o plata.