Doña Letizia ha aparecido radiante en la inauguración de los cursos de verano de la Escuela Internacional de Música de la Fundación Príncipe de Asturias, donde ha repetido vestido de inspiración étnica de Hugo Boss en tonos marrones.

Doña Letizia ha sido la madrina en la apertura de la temporada estival de la Escuela de Música Príncipe de Asturias en Oviedo, su ciudad natal, unos cursos que están impartidos por un prestigioso profesorado internacional, entre los que se encuentran algunos de los más destacados músicos del mundo, algunos de ellos galardonados con el Premio Príncipe de Asturias.

Para la ocasión, la Princesa ha decidido volver a elegir uno de los looks favoritos de su armario, un vestido de seda de escote de pico con estampados étnicos en tonos marrones, negros y ocres firmado por Hugo Boss, una de sus firmas de referencia, y con el que ya la hemos visto en otras ocasiones, como cuando el verano pasado acudió a un encuentro con la Asociación Española de Comprensión Lectora y el Club de Atletismo de Toledo.

Con un vestido que acapara miradas por él mismo, Doña Letizia no ha necesitado más accesorios que un fino cinturón de piel en negro, el mismo color que pintaba unos sencillos salones. Elegante y radiante a partes iguales, la Princesa ha deslumbrado una vez más, y en esta ocasión, aún con más fuerza, por la perpetua sonrisa que se le dibuja en la cara cada vez que está en su tierra.