Doña Letizia nos muestra su look más 'sport chic' en una jornada de campo donde ha asistido, junto al Príncipe Felipe, a la inauguración oficial del desde ahora denominado Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama. 

Cualquiera de nosotras, si vamos a pasar un día al campo, elegiríamos un estilismo en el que no faltarían unos pantalones muy cómodos (shorts o desmontables, depende la época), una camiseta y un buen calzado (zapatillas de deporte o botas de montaña, en función de las actividades que vayamos a realizar. Sin embargo, cuando eres la Princesa de Asturias, y subes a la Sierra de Guadarrama a festejar la nueva denominación de Parque Nacional de la zona, la cosa cambia...

Ir cómoda, pero sin perder ese punto sofisticado y formal. Y al mismo tiempo, sin 'desentonar' en el entorno natural como, por ejemplo, sí lo hacía la Delagada de Gobierno, Cristina Cifuentes, con sus taconazos y su vestido en mitad del campo. En definitiva, un reto para Doña Letizia casi más complicado que elegir vestido de Varela para una boda real.

Sin embargo, la Princesa de Asturias ha vuelto a aprobar el examen con nota al elegir un sencillo conjunto de pantalón recto, con camisa blanca básica con los puños remangados, y zapatos masculinos de cordones en color miel, a juego con el bolso y el cinturón. Con la melena lisa y sus inseparables Rayban Aviator, Doña Letizia sacaba del armario la mejor versión del 'sport chic' en un look que cumplía todos los requisitos que la ocasión merecía.

Ya sabemos cómo debe ir una Princesa (en acto oficial) a pasar una mañana de verano en el campo.