Comodidad y naturalidad por encima de todo. Éste es el objetivo de una de las piezas clave con la llegada del buen tiempo: las sandalias planas. Y si en años anteriores eran las modelo gladiador las que pegaban fuerte, en esta ocasión son las de tiras finas y pequeñas hebillas las que se convierten en las reinas del verano. 

Desde los grandes diseñadores de calzado hasta las principales marcas low-cost, todos incluyen en sus colecciones una amplia variedad de sandalias planas. Con la comodidad por bandera, se convierten en el accesorio perfecto para largas jornadas durante la temporada de verano. 

Las favoritas de la temporada, de finas tiras, con pequeñas hebillas y sin más complementos que algunos detalles de pedrería o pequeñas tachuelas con las que darle un aire más chic, que conviven con clásicos modelos como los de gladiador o de lengüeta ancha. Los colores se vuelven pastel, dejando el flúor para las más atrevidas, en confrontación con clásicos modelos sencillos en marrón o nude, un básico de nuestro armario. 

Este verano, quédate a ras del suelo.