Después de impresionarnos con un vestido dorado firmado por Alexander McQueen en la gala del MET el pasado 3 de Mayo, Sarah Jessica Parker ha vuelto a brillar sobre la alfombra roja, pero esta vez con un cuidado diseño de Valentino. 

La protagonista de "Sexo en Nueva York" fue la estrella de la tradicional gala de primavera organizada por el ballet de NY, con este original vestido de la colección otoño - invierno de Valentino que jugaba con los encajes, las transparencias y los brillos, y al que acompañó de un elegante recogido y un bolso de cadena cruzado. 

¿Qué te pareció su look?