Se suma a nombres tan prestigiosos en el mundo de la belleza y de la moda como los de Eva Herzigova,Karolina Kourkova o Petra Nemcova. Las checas, junto con sus compañeras polacas,son las que con mayor espectacularidad se han sumado a la lista de tops mundiales tras la transición postcomunista.

La polaca Paulina Porizkowa o la rusa Natalia Vodianova son otros ejemplos de desembarco de las chicas del  Este en la moda internacional, pero es obligado decir que las checas están dando nombres de fama mundial con una oferta profesional de modelos con rostros maravillosos y cuerpos impactantes.

Alena mide 1,81, sus medidas son 94-60-92 y con cabello castaño, ojos marrones y tez blanca conquista en la pasarela y a través de la cámara con tan sólo una leve pestañeo.

Nacida en Praga en 1978 en el barrio residencial de Vihnorady, empieza su carrera a los 16 años, coincidiendo con la apertura y revitalizacion que vive su país a partir de la Revolución de Terciopelo y la caída del comunismo en 1989.

Se traslada a Nueva York para seguir trabajando mientras se presenta a Miss República Checa y gana. Fue de hecho la primera Miss checa en llegar a la final de Miss Mundo.

En 2001 trabaja en la televisión italiana, su país de adopción, en "Torno Sabato".

Desde entonces compagina su  carrera de modelo con el cine y la televisión. En Italia ha hecho películas como "Ho visto le stelle" de Vinzenzo Salemme, y "Christmas in Love" de Neri Parenti.

Vive entre Praga y Roma, y se ha convertido en una diseñadora de prestigio en su país.