Su nombre completo es Iman Abdul Najid, y nació en Somalia en 1955 dentro de una familia acomodada. Su padre era diplomático, lo que motivó continuos traslados de la familia. Vivió en Egipto y en Kenia,donde estudió en la Facultad de Ciencias Políticas. En 1975 fue descubierta para el mundo de la moda.

Su exotismo dio lugar, como en tiempos de Mata Hari, a todo tipo de conjeturas. Asi surgió una leyenda sobre su figura y en el imaginario popular se extendió el rumor de que se trataba de una princesa somalí, lo que la dotó de un glamour especial a los ojos del público.

Iman rompió moldes y abrió paso a otras modelos de color al convertirse en favorita y musa de grandes diseñadores de Alta Costura. Carolina Herrera, Christian Lacroix o Yves Saint Laurent, entre otros, quérían trabajar con ella. Era un tiempo en que a las modelos, además de belleza se les pedía elegancia y la mayor clase posible. Y de eso, la somalí estaba sobrada.

En España, la recordamos especialmente por haber sido imagen de Tía María y por estar casada desde 1992 con el cantante David Bowie,con quien mantiene una estable y duradera relación sentimental. La pareja,que se conoció en 1990, estando ambos en la cumbre de sus carreras, se deja ver muy enamorada en numerosos actos públicos y tiene una hija, Alexandra Zahra, que nació en el 2000. Iman tiene otra hija, Zulekha, de un matrimonio anterior con la estrella del béisbol americano Spencer Haywood.

La ex modelo creó una línea de cosméticos exclusivos para mujeres negras, y también ha hecho sus pinitos en el cine. Intervino, por ejemplo, en la serie televisiva Miami Vice en la década de los ochenta y tuvo un papel en Memorias de África, con Meryl Streep y Robert Redford en 1985. En 1991, hizo de extraterrestre en Star Trek VI.


-Ver perfiles de otras modelos negras