Es frecuente verla en los desfiles de Elie Saab, Givenchy, Valentino o Jean Paul Gaultier. Tal vez por su rostro “chino”, o cuando menos ajustado a los estereotipos occidentales sobre lo que debe ser un rostro chino, esta modelo ha triunfado entre los diseñadores de talla internacional como no lo había hecho hasta ahora ninguna otra de sus bellas colegas.

El caso de Du Juan es diferente al del resto de sus compañeras, ya que en occidente, a esta modelo si se la considera absoluta, completa, inequívocamente china. Los grandes modistos occidentales creen ver en ella la representación de la belleza clásica china. Su cuerpo, fibroso y delgado,con menos formas que los de las ex deportistas y bien formadas Mary Ma o Jiang Peilin, se adaptan a la extrema estilización exigida a las modelos de pasarela y hace soñar al público con ese tipo  onírico de mujer oriental, breve, ligera, de extremidades alargadas hasta el infinito y liviandad máxima.

Du Juan, cuya belleza es reconocida dentro de su país, como prueba el hecho de que fuese Miss China, ha triunfado sin embargo más fuera que dentro de su país.Por un lado, ciertamente sus pasos han tenido miras que iban más allá de sus fronteras, por otro, ha tenido la oportunidad por su presunto "tipismo". Sus rasgos, muy correctos, son suaves y aniñados, al muy apreciado estilo de la actriz de fama internacional Zhang Ziyi (Tigre y Dragón) pequeños y dulces, aunque enmarcados en un cuerpo de 1,80 cm. Perfecta para desfilar en Paris.

Esta Libra de 25 años con medidas 84-61-86, nació en Shanghai y fue elegida Miss China en 2003, lo que le abrió de par en par las puertas del mundo de la Moda. Su carrera despegó internacionalmente en 2006, cuando empezó a ser conocida en el circuito mundial.

Ha realizado campañas para Louis Vuitton, Roberto Cavalli, Yves Saint Laurent y Gap y desfilado para grandes como Valentino, Jean Paul Gaultier o Givenchy. Tiene en su curriculum el haber sido seleccionada para aparecer en la portada del primer número de la edición China de Vogue.

Du Juan compartió portada también en la edición parisina de la misma revista con la top model australiana Gemma Ward. La famosa publicación la tiene en cierto modo apadrinada y ha apostado por ella, situándola en 2006 entre las 10 modelos más prometedoras del panorama internacional a traves de su web style.com

El Daily Mail le dedicó un artículo en el mismo año en el que la aventuraba como la primera modelo asiática capaz de arrasar en las pasarelas internacionales.