De“elaborada simplicidad” califica el santanderino Ángel Schlesser a su nueva colección. El diseñador, que tuvo a la infanta Elena como espectadora, presentó piezas elegantes e impecables, con la calse que le caracteriza.

Telas con brillo como el satén o el raso se funden en vestidos de corte amplio, que no se ciñen al cuerpo. Algunos imitan a las túnicas y dejan al aire  un brazo. Los pantalones, amplios y los colores van del crudo, camel, negro con toques en naranja, morado, además del blanco y negro.

Una colección sobria, elegante,en la linea del diseñador cántabro