Con el apoyo mediático que le asegura la presencia de personajes del papel couché y el artisteo, David Delfin ha presentado una nueva colección en Cibeles,como siempre,en busca de la espectacularidad a cualquier precio. Y es que este diseñador que ya protagonizó un inexplicable escándalo en su estreno hace unos años por presentar a sus modelos cubiertas con una especie de burka ,entiende la moda y la pasarela como una especie de “instalación” artística en la que la puesta en escena y el efecto marketing tienen más importancia que la ropa que presenta.

Cadenas que enjaulaban a las modelos, cuidada música en la que ha contado con la colaboración de su socia,amiga,modelo y musa Bimba Bosé y una iluminación especial que incomodó a los fotógrafos, son algunos de los detalles de un desfile con una puesta en escena cuidada hasta el extremo, al igual que las prendas presentadas por el diseñador andaluz, poseedoras de un intenso trabajo oculto que contribuye a un resultado impecable

En su afán por transgredir, David Delfin suele rozar el absurdo y presentar una ropa con pretensiones de originalidad. En esta ocasión, David Delfín ha querido jugar a la ambivalencia y a la dualidad: El brillo frente al mate; las chaquetas compuestas por una mitad de la talla 50 y la otra de la 38; los vestidos que, al mirarlos por la espalda, se convierten en pantalones; las faldas que se pegan al cuerpo en un lado y se disparan en el otro; las hombreras que adquieren importancia saliendo del interior e integrándose en las prendas; transparencia frente a tejidos mate o el chaqué puesto al revés. Surrrealismo aplicado a la costura

Los hombres de Davidelfin visten prendas de origen clásico y corte estrecho, slim, y atrevidas camisas transparentes con llamativos puños y cuellos. Los colores son el blanco, negro, algo de marino y toques de verde intenso en prendas que llevan bordada una mantis religiosa, mientras que en sus jerséis aparece la frase de Oscar Wilde "Cada hombre mata lo que ama".

Como "bastante estricta y sobria" define el diseñador una colección "en la que hay mucho corte horizontal enfrentado al vertical, que deforma la silueta. Juntando siluetas que no tuvieran nada que ver he logrado ese espíritu de dualidad que buscaba".

"Dual" significa un paso más en el estilo que va marcando, temporada tras temporada, este diseñador cuyas creaciones son perfectamente identificables, como los pantalones rematados en sus bajos con cuellos de camisa y pajaritas o las corbatas integradas en las prendas.

Como nota de "color", los broches formados por pequeños muñecos de budú en seda, y con alfileres incluidos, o el modelo con rostro vendado que recreaba a "El hombre invisible".
 
Y antes del desfile, espectacular llegada hasta la entrada de la carpa situada en el paseo de coches de El Retiro, en coches de la firma que promociona al diseñador, de Miguel Bosé, Eva Amaral, Pepón Nieto, Antonia San Juan, Carlos Baute y Eva Hache, entre otros. En su trayectoria, Delfin ha contado siempre con la ayuda de Bimba Bosé, sobrina del cantante Miguel Bosé, que en esta ocasión, como suele, también desfiló.