El diseñador Hannibal Laguna regresa a Cibeles , tras casi diez años de ausencia, con “Too cherry”, una colección muy trabajada y de naturaleza artesanal en la que se enfatiza el contraste entre la dulzura y la sofisticación de sus vestidos de fiesta.

Venezolano de nacimiento y valenciano de adopción, el exitoso diseñador Hannibal Laguna lanza una línea muy femenina y de sensualidad no excesiva, donde lo sutil y lo enérgico se combinan con espontaneidad.

Minivestidos joya con cristal Swarovski, un brillo matizado en las prendas y el juego de superposiciones definen el estilo de esta nueva línea para la temporada primavera-verano 2008.

Un clásico de Laguna como son las veladuras -trabajar distintas capas de texturas satinadas y brillantes en una misma prenda- también aparece en esta colección, lo que dota de movimiento y cierta espectacularidad a los vestidos de noche hechos con tejidos translúcidos.

La frescura y el romanticismo a los que hace referencia "Too cherry" se construye con gasa, organza y gazar, junto con el satén y el raso en piezas destellantes -gracias a las incrustaciones de cristal-, y cortadas al bies en color negro y cereza, además de tonos plomo, platino y humo.