Fue el 8 de febrero, en Florida , EEUU. Se trató de un homenaje a Gianni y Donatella Versace por sus aportaciones al mundo de la moda. El acto supuso un reconocmiento para el fallecido diseñador italiano, quien murió tiroteado en la puerta de su casa, precisamente en este este estado norteamercicano. Acudió lo más granado y glamouroso de la zona, y entre otras cosas, vimos como el cantante Prince, viejo amigo de Penélope Cruz, laznaba unas miradas a la española que... ¡si sus ojos fueran fuego!