El diseñador Miguel Palacio presentó en Cibeles una colección de marcado carácter femenino,en la que los protagonistas fueron los lazos, hasta tal punto que sus faldas, muy cortas, cortísimas, se convierten en faldas-lazo en si mismas, envolviendo ala mujer como si se tratara de un regalo.

Un toque decadente y chic, habitual en las propuestas de Palacio, acompaña a diseños de gran calidad con telas sofisticadas y bien tratadas que al  bilbaino y ex pareja profesional de Lemoniez le gusta contrastar.

Muselinas,sedas y gasas se mezclan con guipur o tafetán con maestría. Los colores elegidos por el diseñador para esta temporada son variados pero puros,en detrimento de los estampados, que brillaron por su ausencia.

Al desfile no faltó su amiga,musa y más fiel clienta, Laura Ponte, para quien incluso el diseñador creó su traje de novia.

La colección de Palacio,de hecho, parece hecha a la medida de la modelo ¿o es ella la que encaja a la perfección con el estilo inconfudible de Palacio?